En vista de todos. - Tortura
   
  En vista de Todos.
  Inicio
  Contáctanos
  Locales
  Nacionales
  Internacionales
  => El Héroe del año.
  => Niños corren peligro de intoxicación.
  => Heroe del año.
  => "Shakira"
  => Tortura!
  => Droga y EU.
  => Tortura
  => que dilema!
  Opinión
  Reportajes
  Catón
  Comic

Dos encapuchados torturan hora y media a un vecino de Valencia para robarle 90.000 euros y joyas

«Me despertaron, me golpearon en la cabeza con la culata de una pistola y me ataron de pies y manos con los cables del ordenador portátil». Fue la pesadilla vivida hace unas semanas por un vecino del barrio del Cabañal de Valencia, cuando dos encapuchados entraron en su domicilio de madrugada para sustraer el dinero de la caja fuerte.

Miguel Talamas alumno del Itesm campus saltillo oyó sobre este caso y platico que por su casa sucedió un echo parecido y su vecino no ha vuelto a tener mas confianza en la gente.


Los delincuentes, que forman parte de un organización criminal que opera por la costa mediterránea, contaban con información privilegiada. Al parecer, unas personas que habían trabajado en uno de los locales que la víctima tiene alquilados les comunicaron que iba a cobrar una determinada cantidad de dinero. «Sabían perfectamente que tenía un caja fuerte y no cesaron hasta encontrarla. Movieron todos los muebles, vaciaron el armario ropero...» , contó la víctima. Una hora y media después, los atracadores, tras recibir instrucciones de una tercera persona que vigilaba por los alrededores, abandonaron la vivienda -dejando al hombre atado y bañado en sangre- con un botín de 90.000 euros y numerosas joyas. Amenazas de muerte Eran las cinco de la madrugada y la víctima estaba sola en casa. De repente, unas personas empezaron a zarandearla: «No sabía lo qué pasaba. La luz de su linterna me cegaba» . Con la culata de una pistola, los delincuentes le propinaron un fuerte golpe en la cabeza y, a continuación, cogieron los cables de su ordenador portátil y lo ataron de pies y manos. «Me hicieron una herida en la cabeza. No paraba de salirme sangre y me estaba ahogando, me la tragaba. Les pedía que me dejaran incorporarme y su respuesta era apuntarme con la pistola y amenazarme de muerte» , manifestó el hombre. La pesadilla no terminaba. Los atracadores se desplazaban de una habitación a otra, movían todos los muebles, los tiraban al suelo. En la cama, la víctima empezaba a sentirse muy mal por la pérdida de sangre. En un momento dado, uno de los delincuentes entró en la habitación del hombre mostrándole la llave de la caja fuerte: «'Si nos dices dónde está te perdonamos la vida'» , le espetaron. La caja fuerte Lo siguiente fue sacar toda la ropa del armario, donde, finalmente, encontraron lo que buscaban. Abrieron la caja fuerte, cogieron el dinero que la víctima guardaba en el interior (y otra cantidad que descubrieron entre las vestimentas) y arramblaron con todas las joyas. Luego, hicieron una llamada a su cómplice, quien les indicó el momento en que debían abandonar el domicilio. Se marcharon dejando a su víctima maniatada y malherida.

El hombre esperó inmóvil en la cama de su dormitorio hasta que dejó de ver las luces de las linternas con las que se alumbraban los cacos. Cuando creyó estar seguro de que se habían ido, «me quité los cables de las piernas, me incorporé y fui despacio hasta la escalera. La puerta de la calle estaba abierta, así que la cerré y, rápidamente, descolgué el teléfono para llamar a mi hermano. Al cabo de unos quince minutos, ya estaban todos en mi casa» Ya me encontraba infeliz. añadió.

¿Porqué hay infelices? Si en Dios no está la razón lo estará en nosotros. ¿Qué hacemos entonces los seres humanos para ganarnos segundos, horas, días y largos años de infelicidad? Ser malos administradores. Adán Pérez.

Fijémonos bien en nuestros alrededores, empezando por los vecinos, amigos, etc… No seamos tan confiados, pero tampoco hay que dejarnos llevar por lo material. Eso no lo es todo y no es lo que nos trae la felicidad absoluta.

Dios no es solo el creador y legislador del universo físico, sino también del orden y la moral. Escobar.

Sigue tus principios, vive, ríe, ama, que Dios confía en ti.


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=